Protocolo para una correcta recogida y envío de muestras al laboratorio

28/8/2014

La toma de muestras deberá realizarse de acuerdo a las siguientes especificaciones técnicas:

Material Básico de Toma de Muestras:

Tubos estériles con cierre hermético. Sin anticoagulante, para envío de sueros, leche, orina y otros líquidos. Con heparina, envío de sangre para cultivo bacteriano y cultivo de células linfoides (bacteriemias,…), búsqueda de hemoparásitos y envío de líquido cefalorraquídeo y articular.

Frascos con cierre hermético para evitar derrames. Usados para envío de heces, tejidos, exudados, orina y leche. Evitar los frascos de cristal por la posible rotura. Es importante comprobar la estanqueidad del cierre para evitar derrames de líquidos durante el transporte. En ningún caso se deben mezclar tejidos de órganos diferentes en el mismo bote porque se favorecen las contaminaciones bacterianas.

Jeringas y agujas estériles para obtención de sangre, líquido articular, cefalorraquídeo.

Bolsas herméticas para envío de secciones de órganos o tejidos. Comprobar estanqueidad del cierre.

Hisopos con medio de transporte tipo AMIES o STUART para recogida de muestras rectales, endocervicales, nasofaríngeas, oculares y toma de hisopos en órganos tras la necropsia en campo.

Cajas corcho blanco para envío de muestras refrigeradas.

Bloques de hielo-gel para envíos refrigerados. Nunca se debe utilizar agua congelada.

Tipo de Muestras y Conservación:

Las muestras procederán de animales con síntomas clínicos y no tratados con agentes antibióticos. Se recogerán con la mayor asepsia posible, evitándose tanto la contaminación de las mismas como del propio manipulador, por lo que se utilizarán guantes protectores y mascarilla si procede. Las muestras recogidas y enviadas al laboratorio deberán contener los siguientes datos:

•             Responsable de la toma de muestras

•             Fecha de la toma de muestras

•             Nombre del veterinario y/o empresa

•             Nombre del ganadero

•             Identificación de los tejidos orgánicos enviados o del lugar de dónde se tomó la muestra

•             Breve anamnesis del caso, indicando síntomas, tratamientos y vacunaciones

•             Analítica solicitada o sospechada

Sangre

Sangre entera con anticoagulante. Refrigerada entre +4 y +8ºC, debe llegar al laboratorio antes de las 24 horas tras su extracción. Proteger los tubos frente a los golpes.

Para cultivos bacterianos : EDTA o Heparina.

Para cultivo de linfocitos (bacteriemias, ..): Heparina.

Para hemoparásitos: cualquier anticoagulante o directamente frotis fino de sangre sobre portaobjetos de vidrio con bordes romos.

Suero

En tubos sin anticoagulante. No precisan refrigeración si van a llegar al laboratorio en 24 horas tras extracción. Si se necesita conservarlos varios días (sueros pareados) se puede congelar el suero limpio tras retirar el coágulo. Nunca congelar los sueros con coágulo. Proteger los tubos frente a los golpes. Para maximizar el volumen de suero, una vez extraída la sangre, dejar el tubo inclinado o invertido a temperatura ambiente unos 30 minutos.

Heces

Para análisis coprológico: No precisa refrigeración. No congelar. Emplear un recipiente hermético, bolsa o frasco. Recoger directamente del recto con guante o bolsa de plástico.

Para cultivos bacteriológicos: Refrigeradas entre +4 y +8ºC, no congelar, debe llegar al laboratorio antes de las 24 horas tras su obtención. Se puede utilizar un hisopo rectal con medio de transporte de AMES o STUART.

Raspados cutáneos

Enviar en frascos o tubos estériles. Para diagnóstico de ectoparásitos, infecciones bacterianas o fúngicas. No precisan de refrigeración. Limpiar y lavar la piel con jabón. Raspar suavemente con una hoja estéril de bisturí los bordes del área afectada tomando pelo y piel y profundizando hasta que sangre. En caso de infecciones bacterianas se puede tomar la muestra con un hisopo con medio de transporte de AMES o STUART.

Líquido cefalorraquídeo o sinovial

Refrigeradas entre +4 y +8ºC, no congelar, debe llegar al laboratorio antes de las 24 horas tras su obtención y en tubos con anticoagulante. Tomar muestra con una jeringa estéril. Procurar una asepsia óptima desinfectando el punto de inyección y evitando la contaminación con sangre.

Orina

En frasco hermético y estéril. Refrigerada entre +4 y +8ºC, no congelar, debe llegar al laboratorio antes de las 24 horas tras su obtención. Recoger con la máxima esterilidad.

Leche

No precisan refrigeración si se ha tomado correctamente de forma estéril. En tubo estéril de boca estrecha (5mm). Proteger los tubos de los golpes.

Seleccionar animales positivos al Test California, tomar la muestra previa al ordeño, limpiar el pezón, desechar los primeros chorros de leche, 4 ó 6 ml de leche son suficientes. No añadir ningún conservante.

Hisopos

No precisan refrigeración. Deben de llevar medio de transporte tipo AMIES o STUART. Se recomienda enviar el mismo día al laboratorio, en caso contrario refrigerar entre +4 y +8ºC. En animales vivos permiten recoger muestras de exudados con alto contenido en células en las cavidades nasal, traqueobronquial, endocervical, rectal y conjuntival. Introducir el hisopo profundamente en la cavidad y frotar suavemente contra las paredes haciéndolo girar sobre sí mismo. Evitar arrastrar heces, vaciando previamente el recto. Evitar arrastrar mucus vaginal introduciendo el hisopo en el hueco del espéculo hasta el cervix. Evitar arrastrar mucus traqueobronquial. En hisopos oculares frotar suavemente el fondo de saco conjuntival. En cadáveres de necropsia de campo, pueden tomarse hisopos de órganos.

Tejidos orgánicos procedentes de necropsia

Precisan refrigeración entre +4 y +8ºC, deben llegar al laboratorio antes de las 24 horas tras su obtención. No congelar si se solicita análisis bacteriológico. Pueden congelarse si sólo se solicita Inmunocitoquímica (IPX). Hacer la necropsia inmediatamente tras la muerte o máximo 2 horas después. Guardar las mayores condiciones de asepsia posibles. Debe remitirse tejido de órganos afectados enteros con zonas afectadas y no afectadas, cada uno en un recipiente o bolsa independiente. Para muestras de intestino se debe ligar en los extremos para evitar pérdidas de contenido y contaminaciones. Se ha de introducir cada tipo de tejido orgánico en un recipiente o bolsa hermética independiente, sin mezclar.